Exdiputado Rodrigo Goñi: “Los sueños del exintendente” Coutinho

En una columna de opinión, el exdiputado nacionalista Rodrigo Goñi cuestionó las apreciaciones del exintendente Germán Coutinho, calificando sus conceptos de “soberbios”, de clientelismo en su gestión y de “discurs vacío”.

Rodrigo Goñi expresó: “Esta semana el ex intendente, arrancó con una entrevista en diario Cambio que nos muestra hasta donde el poder puede hacernos perder de vista la realidad.

Es claro que la mayor parte del Partido Nacional le votó en el 2010 y en el 2015, y obvio es que aspire a que se repita, pero de ahí a mofarse de nuestro Partido hay un gran trecho.

Sostener que el Partido Nacional es una cargo en CTM y dos ediles, es mofarse de los miles de blancos que le votaron, porque si 13.000 blancos le dieron su apoyo, a costa de dejar reducida a una mínima expresión en la Junta Departamental a su propio partido, lo menos que merecen, además de respeto claro está, es agradecimiento.

Sostener que si los blancos pierden las próximas elecciones es otro gran fracaso de nuestro Partido, es no solo desconocer los más elementales principios democráticos, sino asumir que su propio accionar ha sido un gran fracaso, puesto que condujo a su Partido a una de las peores elecciones, y nada menos que como candidato a vicepresidente, amén de perder enseguida, una elección departamental, en donde contó con el apoyo de buena parte de nuestro Partido.

La soberbia de afirmar que nadie ha hecho más obras que él, muestra que no ha sido capaz siquiera de hacer un buen análisis de su gestión, que dilapidó recursos, que como grandes obras solo puede mostrar cuatro piscinas, nueve ómnibus, un viejo muelle decorado, un sendero para caminar, y cuatro cuadras de hormigón, pasando por alto que a su gestión el pueblo le dio el mayor presupuesto de toda la historia de Salto, 285 millones de dólares, y que no conforme generó deudas por otros 30 millones de dólares, obligando a hipotecar las finanzas de Salto por los próximos 15 años.

Jactarse de que él le trajo a la política 500 personas que no estaban en política, es ocultar que los trajo a cambio de un trabajo remunerado en la intendencia, haciendo que la plantilla aumentara a niveles que nunca tuvo, y que fueran parte importante del déficit que él generara.

Y lo peor, es que insiste en la estrategia de conseguir adhesiones y militantes políticos a cambio de trabajo municipal.

Parece que según sus palabras, todo se reduce a que él haga un buen relato y lo comunique bien, de manera tal que la gente olvide que al fin de su gestión, no había calle ni camino rural por el que se pudiera transitar, que los ómnibus estaban parados por rotura a la vuelta de cualquier esquina de Salto, que la poderosa Intendencia de Salto, no podía pagar los sueldos, o que cientos de comerciantes e industriales de Salto y de todo el país, no podían cobrar sus cuentas.

Yo no se que harán los blancos en las próximas elecciones ni a quien votarán, pero puedo asegurar que este escriba, otro blanco que para el ex intendente obviamente no existe ni cuenta, va a trabajar para convencer a los salteños que es necesario un cambio en la política, que el clientelismo y el discurso vacío es la peor manifestación de la política, y que es necesario, que a nuestro departamento, se comience de una vez por todas a dirigirlo con racionalidad, eficiencia y sentido común.

Que gobernar un departamento es mucho más que un sueño, que los sueños, sueños son”.

Compartir