Acceso a filmaciones de las cámaras de los semáforos ante accidentes: una medida de impacto positivo en la sociedad

La posibilidad de acceder a las filmaciones de las cámaras de los semáforos en el caso de protagonizar un accidente a los efectos de presentarla como una prueba, sin dudas, ha sido una medida de impacto en la sociedad uruguaya, contribuyendo a una mayor seguridad, transparencia a la hora de los reclamos, espíritu de justicia, y por ende, ecuanimidad económica a la hora de los acuerdos o eventuales juicios.

La medida es instrumentada desde tiempo atrás por la Intendencia de Montevideo y cada vez cobra una mayor aceptación y relevancia en los ámbitos litigantes.

Hoy, es posible acceder a la filmación de un siniestro de tránsito enviando un mail con detalles de fecha y hora a derechoalainformacion@imm.gub.uy  con un plazo máximo de 10 días posteriores al hecho. Es importante destacar que pasados 11 días del siniestro ya no es posible acceder a la filmación.

La iniciativa en curso tuvo como a uno de sus principales impulsores al edil batllista, Alfonso Iglesias que en julio de 2016 formalizó su propuesta ante la bancada de ediles del Frente Amplio para ser transmitido a las autoridades de tránsito de la comuna, en el marco de los avances en materia de semaforización.

En aquella oportunidad, Iglesias, en el marco del proceso de movilidad previsto, consideró importante la adquisición de cámaras de alta resolución y guardar en una base de datos la información de los siniestros que ocurran en las zonas semaforizadas, las cuales quedarían a disposición de los interesados en las mismas.

Evaluaba, y así se constató en los hechos posteriores, que con el desarrollo de la semaforización se podría acceder a un sin número de oportunidades para la visualización además de las infracciones a la normativa de tránsito, así como de pruebas válidas en caso de accidentes de tránsito.

​Como consecuencia, la determinación clara de responsabilidad contribuiría paralelamente a colaborar con la seguridad ciudadana.

Simultáneamente, estas pruebas de video hoy son fundamentales para las compañías aseguradoras en caso de siniestros, entre vehículos o cuando estén vinculados peatones.

El curul batllista también estima que con el aporte de estas imágenes, que son pruebas fehacientes de los siniestros, las compañías aseguradoras, podrán determinar una baja en el costo de los seguros.

Lo esencial es la garantía para quienes se vieran involucrados en accidentes.

“Las imágenes obtenidas por las cámaras son una doble garantía, por una parte para los peatones que pudieren ser sujetos de accidentes de tránsito y por otra parte serán una garantía para los conductores no responsables de accidentes de tránsito”, afirmaba Iglesias, y es precisamente lo que hoy se percibe.

Fuente Imagen: Diario El Observador. elobservador.com.uy

Compartir